Estamos de acuerdo en que una de las mejores formas de conocer un país es a través de su comida típica, pues probar sus platillos más autóctonos, nos da una idea de cuáles son las raíces y la cultura de su pueblo. Y en lo que respecta a la historia de la gastronomía rusa, podemos decir que es una de las más fascinantes de todo el mundo, esto gracias a su carácter multicultural, que viene dado por su especial ubicación.

Es por eso que, en esta ocasión, te invitamos a conocer la historia detrás de la gastronomía de Rusia, con lo cual no solo tendrás una idea de los sabores únicos que la caracterizan, sino también de las costumbres y el estilo de vida de su gente.

Un vistazo a la historia de la gastronomía rusa

historia-de-la-gastronomía-rusa-influencia

La cocina rusa está compuesta por una variedad innumerable de platillos y eso se debe a que ha recibido influencia de múltiples civilizaciones, principalmente debido a su ubicación y a su vasta extensión geográfica.

Como sabes, Rusia está rodeada por Mongolia, China, Persia, Turquía, pueblos del Cáucaso y pueblos balcánicos, y toda esa influencia se ha visto reflejada en los platos de su gastronomía tradicional, dándoles un toque único de colores y sabores.

De hecho, muchos de los platillos que puedes pensar que tienen origen ruso son realmente de procedencia francesa o polaca. Pero la verdad es que se les hicieron algunas modificaciones, incorporando ingredientes locales, para dar origen a una cocina nueva y exótica, con sabores fuertes y contrastantes.

historia-de-la-gastronomía-rusa-platos-típicos

Como verás más adelante, cuando hablemos acerca de los elementos típicos de la cocina rusa, la influencia de la antigua ruta de la seda y de la proximidad con Persia o el Cáucaso también se hace notar, al igual que la proximidad de Rusia con el Imperio otomano, que le dio a la cocina de este país su toque del Este.

Pero en general, las bases de esta gastronomía giran en torno a la comida campesina, típica de los pueblos rurales en los que el clima es muy frío. Esto explica por qué sus platillos son altamente calóricos, pues deben proporcionar suficiente energía para soportar las bajas temperaturas durante el invierno, una razón por la que las sopas nunca faltan en la mesa rusa.

Descubre cuáles son los ingredientes utilizados a través de la historia de la gastronomía rusa

historia-de-la-gastronomía-rusa-kasha

En Rusia, la gastronomía se fundamenta en el uso de una gran variedad de productos que se preparan de distintas formas, y que casi siempre se sirven en porciones abundantes y calientes para contrarrestar el frío.

Entre los elementos básicos que encontramos en la cocina rusa se encuentran las carnes de pescado, el gamo y las aves de corral.

También se utilizan mucho las patatas, las remolachas, los guisantes, el repollo y las setas, así como los frutos del bosque y la miel.

historia-de-la-gastronomía-rusa-kéfir

Y si hay algo que no falta son los lácteos, en especial la crema de leche y el kéfir. Además de los panes y empanadas hechos con cereales tales como el alforfón, de alto contenido proteico, así como el mijo, la cebada, el trigo y el centeno, con los cuales se elabora el tradicional Kasha, de origen ario, agregando avena y sémola cocidos en agua o leche para su preparación.

La popular gacha rusa o Kasha, puede servir como acompañante de diversos platos, entre carnes, pollos y pescados, e igualmente, prepararse como postre, añadiéndole mermelada y frutos frescos o secos.

¿Cuáles son los platos más populares en la historia de la gastronomía rusa?

Como ya hemos dicho, la cocina rusa comprende cientos de platillos que van desde dulces y salados, hasta calientes y fríos, pero aquí te mostramos algunos de los más comunes que encontrarás siempre en cualquier café, bar o restaurante de Moscú, San Petersburgo y otras ciudades, para que tengas una idea de lo que te espera a la hora de comer.

Sopas

historia-de-la-gastronomía-rusa-sopas-ujá

En la historia de la gastronomía rusa, las sopas han tenido un papel protagónico, ya que han ayudado a calentar el cuerpo para soportar las bajas temperaturas, sobre todo durante el invierno.

Por esta razón, es posible encontrar una gran variedad de sopas en la mesa rusa, como por ejemplo la Ujá, una sopa de pescado que ya existía en el siglo XI y que solían preparar los cosacos durante sus campañas militares. Asimismo, otras sopas como el Schi, hecha a base de col y muy popular en el Este de Europa, y el Borsch, de origen ucraniano y elaborado con ingredientes como la patata, la col, la remolacha y la carne.

historia-de-la-gastronomía-rusa-sopas-Okroshka

Por otra parte, el menú también incluye algunas sopas frías que se sirven para refrescar durante el verano. La más conocida es el Okroshka, una sopa a base de Kvas que los Burlaki, transportistas que remolcaban desde la orilla los barcos que navegaban por el Volga, solían comer acompañada de pescado seco desmigado.

Aperitivos y entremeses

historia-de-la-gastronomía rusa-aperitivos -blinis

Además de las sopas, en la mesa rusa se sirven aperitivos como los Blinis, unas crepes de origen principalmente eslavo, que también pueden comerse como postre si se las hace dulces, así como vistosas ensaladas, como la famosa Ensalada Olivié, la cual fue elaborada en el siglo XIX por un cocinero francés que trabajaba en un restaurante ruso, y a quien debe su distinguido nombre.

rusia-aperitivos-caviar

Un producto clave en la cocina rusa es también el caviar, que puede ser rojo, si es de salmón, o negro, si es de beluga, esturión o sevruga.

Usualmente, el caviar rojo se come como aperitivo, junto con los Blinis, mientras que el caviar negro es un poco más exclusivo y puedes probarlo solo en restaurantes lujosos, o en algunas tiendas que venden caviar enlatado.

Platos fuertes

historia-de-la-gastronomía-rusa-platos-fuertes-pelmeni

Los platos fuertes rusos son un poco más complejos e incluyen recetas como el Pelmeni, una carne enrollada sobre huevo duro que tiene sus orígenes en Siberia.

Y sin duda, el famoso Stroganoff, hecho con carne de ternera picada en finos trozos y acompañada de una salsa hecha de nata que, aunque algunos creen que proviene de Francia o Alemania, es realmente un platillo de origen ruso.

comer-en-rusia-platos-fuertes-golubtsí

También, es común encontrar en la lista de platos fuertes a los Shashlik, que son unos pinchos originarios del Cáucaso, y al Golubtsí, unas hojas de col rellenas de carne con arroz que tienen su inspiración en los Dolma, un platillo típico del Cáucaso y de Grecia.

Postres

historia-de-la-gastronomía-rusa-postres-vatrushka

En el menú de postres, encontramos los Priániki, unos dulces rusos de jengibre que existían desde el siglo IX, y el Vatrushka que es una especie de pastel dulce relleno de requesón con pasas, el cual también se consume en Bielorrusia y Ucrania.

postres-rusos-ponchik

A éstos, debemos agregarles el Ponchik, unas rosquillas a base de requesón, fritas y cubiertas de azúcar o chocolate que, según se cree, tienen sus orígenes en la legendaria Roma, donde se preparaban de forma similar pero con un sabor mucho más ácido.

Bebidas

historia-de-la-gastronomía-rusa-bebidas-cerveza

En cuanto a las bebidas, destaca especialmente el, que suele beberse a cualquier hora del día, siempre caliente, con azúcar y limón pero sin leche, y con algún dulce, pasta o empanadilla para acompañar.

Por supuesto, no faltan el vodka, la bebida por excelencia en la historia de la gastronomía rusa, el Kvas, una bebida fermentada de sabor muy suave, la cerveza y los licores de hierbas.

Afortunadamente, para degustar todos estos productos, tienes para escoger entre una gran variedad de restaurantes, cafés, bares y tiendas en toda Rusia, y lo bueno es que los hay desde los más baratos hasta los más exclusivos, para que sean accesibles a cualquier bolsillo.

¿Cómo es un día en la cocina de los rusos?

desayuno-típico-en-rusia-zavtrak

Ya que hemos conversado acerca de historia de la comida rusa y la influencia que ha tenido, a través de los países circundantes, en su cultura gastronómica.

Vamos entonces a indagar cómo es la rutina diaria de los rusos en cuanto a su alimentación, para saber qué acostumbran a consumir durante el día los moscovitas, en el desayuno, el almuerzo y la cena, que sin duda alguna, incluyen muchos de los deliciosos platillos que anteriormente mencionamos.

Cada mañana, los rusos inician su jornada con un desayuno al que llaman “zavtrak”, un plato abundante que acostumbra llevar salchichas, huevos, fiambre y queso, servidos con pan y mantequilla y acompañados de un café o un té.

almuerzo-tíico-en-rusia-obyed

Por el mediodía, disfrutan del almuerzo al que llaman “obyed”, que es la comida más fuerte y completa del día. Por lo general, comienza con los aperitivos o “zakusky”, como les dicen, que casi siempre son caviar y Blinis, seguidos de las habituales y espesas sopas de verduras. Luego viene el plato fuerte, donde no faltan las carnes y el pescado, y se termina con un postre o “tretye”, que puede ser un pastel helado con frutas o chocolate.

cena-típica-en-ruisia-uzhin

La última comida del día es el “uzhin”, que es una especie de cena y se hace más o menos a las siete de la tarde. Es muy parecida a la comida del mediodía aunque un poco más ligera, ya que no incluye ni sopa, ni postre.

Como te habrás dado cuenta, la historia de la gastronomía rusa es más que interesante y nos relata todo acerca de la cultura y las raíces de este país que, con influencia de varias civilizaciones, ha creado una cocina sublime y original, con sabores extraordinarios.