Mejor conocido como “el Palacio Subterráneo”, el Metro de Moscú es más que un medio de transporte, es una obra maestra. Compuesto por 200 estaciones, 44 de ellas catalogadas como patrimonio cultural, es algo que todo viajero debe darse el lujo de recorrer, para conocer parte del pasado de Rusia, impreso en sus galerías subterráneas.

A continuación, haremos una visita virtual al Metro de Moscú, explicando datos interesantes sobre su historia, cómo acceder y moverse a través de él, qué estaciones son una parada cultural obligatoria y otras cosas importantes, para que sepas todo lo que hay que saber sobre este maravilloso medio de transporte que, ya verás, es mucho más que eso.

1.  Un poco de historia sobre el Metro de Moscú

historia-del-metro-en-moscú

El Metro de Moscú se inauguró el 15 de mayo de 1935, cuando se abrió la primera línea subterránea que comunicaba las estaciones Sokólniki y Park Kultury. Fueron construidas por orden de Stalin, quien pidió que las estaciones del Metro fueran “los palacios del pueblo”. Como no podía ser de otra manera, la petición del líder de la Unión Soviética se cumplió a la perfección, y así lo dejan ver las paredes, techos y pisos de cada estación del subterráneo, que han sido hechos con un amor y un orgullo innegables.

historia-estación-subterránea-en-moscú-como-refugio

Un dato importante es que, cuando inició la Gran Guerra Patria y hasta el año 1943, el Metro de Moscú sirvió como refugio contra los bombarderos que atacaban la ciudad desde el aire, y también pasó a ser un segundo hogar para los ciudadanos, quienes hicieron su vida entre sus paredes. De hecho, 217 niños nacieron en el subterráneo, y hasta era posible encontrar tiendas, barberías y una biblioteca pública.

Como ves, hay mucha historia detrás del Metro de Moscú, lo que nos lleva a pensar que, más que un simple medio de transporte, es también una pieza importante en el pasado histórico del pueblo moscovita.

2.  Información básica para empezar a usar el Metro de la ciudad

estación-Vorobyovy-Gory

 

Antes de abordar el Metro de Moscú, hay algunas cosas importantes que debes saber, como el horario de funcionamiento, dónde comprar los boletos y otros datos que pueden ayudarte a aprovechar al máximo este medio de transporte.

Horario del Metro: por lo general, casi todas las estaciones están abiertas desde las 5:20 a.m. y cierran a la 1:00 de la madrugada.

Boletos: los billetes se pueden comprar para uno o para múltiples viajes, y los niños menores de 7 años no necesitan comprar un boleto.

Para conocer más acerca del precio de los boletos, puedes consultar en la taquilla de venta en cada estación o visitar la página web del Metro de Moscú. El sitio oficial está en ruso pero, si tienes problemas con el idioma, también puedes visitar la versión inglesa.

tarjeta-troika-metro-de-moscú

Tarjeta Troika: si no la conoces, se trata de una herramienta que te da acceso a todo el sistema de transporte público de Moscú, incluyendo Metro, autobús, trolebús, hasta el tranvía, entre otros, y por un precio muy económico. De esta forma, si planeas quedarte un tiempo considerable en la ciudad de Moscú y piensas usar el transporte público, esta puede ser una muy buena opción.

3.  Cómo movilizarse por el Metro de Moscú

A continuación, vamos a detallar de manera clara y sencilla cómo puedes movilizarte por el Metro de Moscú, para ir desde tu estación de abordaje a tu estación de destino sin ningún problema.

Si acostumbras desplazarte en Metro por tu ciudad, quizá te resulte mucho más fácil, pero aun así presta atención para que no pases nada por alto.

3.1    Entrando al Metro de la ciudad

acceso-estación-subterránea-Prospekt-Mira

Caminando por las calles de Moscú, puedes encontrar las estaciones de Metro identificadas con una gran M de color rojo. Para acceder, basta con bajar unas escaleras, al final de las cuales están la entrada y la salida.

Para entrar, debes usar las puertas con señales en verde, las cuales indican en ruso “Entrada al Metro”. Por otra parte, las puertas que tienen señales en rojo, indican “No entrar”, ya que son las puertas de salida.

Una vez que estés dentro, verás en el hall de cada estación un mapa de todo el Metro que te servirá para ubicarte, además de máquinas expendedoras de boletos y una caja.

3.2    Compra de boletos en el subterráneo

compra-de-boletos-metro-de-moscú

Los billetes para viajar en el Metro los puedes comprar en las máquinas expendedoras o en las cajas que, como ya sabes, están en el hall de cada estación.

Las máquinas expendedoras están en ruso y en inglés y son muy fáciles de usar, pero una manera mucho más cómoda de adquirir los boletos es directamente en la caja. Solo tienes que esperar tu turno y, sin importar si hablas ruso o no, puedes indicarle al personal de la taquilla el número de billetes que necesitas, con ayuda de tus dedos. Después de pagar, te darán tu ticket y podrás entrar al andén.

3.3    Acceso al andén y Líneas de Tren del Metro de Moscú

acceso-lineas-del-tren-subterráneo-moscú

Luego de comprar tu billete, debes acercarte a los tornos de entrada del Metro y colocar tu ticket en el lector para tener acceso. La luz roja debe cambiar a luz verde y en ese momento ya puedes pasar. En la pantalla del lector, puedes ver cuántos viajes te quedan para que lleves bien la cuenta y sepas cuándo te hará falta comprar uno nuevo.

Una vez que has pasado los tornos, hay unas escaleras mecánicas para bajar al andén, y ya en la parte de abajo, puedes ver algunos carteles que indican las diferentes líneas del Metro y el sentido en el que van las mismas.

metro-de-moscú-líneas-de-tren

Básicamente, el Metro de Moscú cuenta con 14 líneas, identificadas con un nombre, un código y un color:

Línea Sokolnicheskaya

Es la estación de Metro más antigua y va desde Bulvar Rokossovskogo hasta Salaryevo.

  • Código: 1
  • Color de la línea: rojo
  • Longitud: 32.5 km
  • Número de estaciones: 22

Línea Zamoskvoretskaa

Esta línea atraviesa la cuidad en diagonal, de norte a sur y cuenta con una de las estaciones más bonitas, como lo es Mayakovskaya, de la que hablaremos más adelante.

  • Código: 2
  • Color de la línea: verde oscuro
  • Longitud: 42 km
  • Número de estaciones: 23

Línea Arbatsko-Pokrovskaya

Fue la segunda línea que se puso en funcionamiento y es la más larga de todas. Atraviesa Moscú de oeste a este, comunicando el Distrito Mitino y Krasnogorsk con los suburbios al este de la ciudad.

  • Código: 3
  • Color de la línea: azul oscuro
  • Longitud: 45.1 km
  • Número de estaciones: 22

Línea Filyovskaya

A diferencia de las otras líneas que cruzan Moscú, esta sale del centro de la ciudad, conectando con los distritos Dorogomilovo y Fili al oeste.

  • Código: 4
  • Color de la línea: azul claro
  • Longitud: 14.7 km
  • Número de estaciones: 13

Línea Koltsevaya

Se trata de una de las dos líneas del Metro de Moscú cuyo recorrido es circular. Sus estaciones van en torno al centro de la ciudad y es la línea más famosa porque comprende algunas de las estaciones más bonitas, muestras de la arquitectura estalinista.

  • Código: 5
  • Color de la línea: café
  • Longitud: 19.4 km
  • Número de estaciones: 12

Línea Kaluzhsko-Rizhskaya

Esta línea atraviesa Moscú de un extremo a otro, conectando Medvedkovo y Novoyasenevskaya.

  • Código: 6
  • Color de la línea: naranja
  • Longitud: 37,8 km
  • Número de estaciones: 24

Línea Tagansko-Krasnopresnenskaya

Atraviesa Moscú del noroeste al sureste, y es la más utilizada por los moscovitas.

  • Código: 7
  • Color de la línea: morado
  • Longitud: 42 km
  • Número de estaciones: 23

Línea Kalininsko-Solntsevskaya

Esta línea cruza Moscú de este a oeste, a través de dos tramos separados que, según se espera, estarán conectados para el 2.020.

  • Código: 8 y 8a
  • Color de la línea: amarillo
  • Longitud: 16.3 km el primer tramo y 10.7 km el segundo tramo.
  • Número de estaciones: 8 y 5 respectivamente.

Línea Serpukhovsko-Timiryazevskaya

Se trata de la segunda línea más larga del Metro de Moscú y cruza la ciudad de un extremo a otro, conectando Altufyevi con Bulvar Dmitriya Donskogo.

  • Código: 9
  • Color de la línea: gris
  • Longitud: 41.5 km
  • Número de estaciones: 25

Línea Lyublinsko-Dmitrovskaya

Esta línea cruza Moscú desde Seligerskaya hasta Krasnogvardeyskaya.

  • Código: 10
  • Color de la línea: verde claro
  • Longitud: 33.4 km
  • Número de estaciones: 20

Línea Kakhovskaya

Es la línea más corta de todo el sistema y conecta la línea gris con la línea verde.

  • Código: 11
  • Color de la línea: aguamarina
  • Longitud: 3.3 km
  • Número de estaciones: 3

Línea Butovskaya

A diferencia de las demás, no es una línea subterránea, sino elevada, y se le considera una extensión de la línea 6 que se extiende hasta Buninskaya Alleya.

  • Código: 12
  • Color de la línea: azul grisáceo
  • Longitud: 10 km
  • Número de estaciones: 7

Monorriel

monorriel-Moscú

Si bien es un monorriel y no un Metro como tal, sigue siendo parte del sistema, y la conexión entre el monorriel y el Metro es gratuita durante una hora y media.

  • Código: 13
  • Color de la línea: azul
  • Longitud: 4.7 km
  • Número de estaciones: 6

Círculo central

metro-de-moscú-círculo-central

Esta es la segunda línea con recorrido circular y rodea todo lo que se conoce como el Moscú histórico.

  • Código: 13
  • Color de la línea: azul
  • Longitud: 4.7 km
  • Número de estaciones: 6

Es cierto que son muchas líneas y quizá no parezca tan sencillo, pero siempre puedes guiarte con un plano que esté en ruso y también inglés, para evitar perderte entre una línea y otra.

Como consejo adicional, si no has llegado al andén y escuchas desde las escaleras que el tren ya llegó, no te preocupes, los trenes pasan cada 2 minutos más o menos, así que el próximo no tardará en llegar.

3.4   Subiendo al vagón del subterráneo en Moscú

área-de-espera-vagones-estación-Slavyansky-Bulvar

Cuando el tren llega al andén, solo tienes que esperar que apartarte para esperar que salga la gente y así poder abordar. Se recomienda apartarse de las puertas del tren, ya que cierran muy fuerte y puedes llevarte algún pisotón.

Es posible que encuentres algún lugar para sentarte, si no es una hora punta, aunque también hay barandillas para agarrarse en cada vagón.

3.5    Recorriendo las estaciones del Metro en Moscú

vagones-tren-subterráneo-mosc

En el interior de cada vagón, cerca de la puerta, puedes ver un mapa del Metro y un mapa de la línea en la que estás viajando. Si no te llevas bien con el idioma ruso, debes llevar un mapa del Metro que esté al menos en inglés e ir contando las estaciones que hacen falta para llegar a tu destino, así se te hace mucho más fácil, porque los anuncios que se escuchan en cada parada están únicamente en ruso.

En caso de que debas hacer un transbordo, tendrás que salir del tren y buscar las señalizaciones para ir hasta la línea que te corresponde tomar. Si prestaste atención a la descripción de las líneas y sus colores, no será nada complicado.

Y si, por error, llegas a pasarte la parada, puedes bajarte y tomar el tren en dirección contraria para volver a donde querías llegar en un principio.

3.6    Saliendo del Metro hacia las calles de Moscú

salida-estación-subterránea-Novolslobodskaya

Cuando hayas llegado a la estación de destino, solo debes bajar del tren y buscar una señal blanca con letras negras que te indica la salida hacia la ciudad. Puede haber distintas salidas, por lo que tienes que ubicar la más cercana al sitio donde vas. Cuando estés seguro, sube las escaleras mecánicas y ya estarás a nivel de la calle.

4.  Qué estaciones del Metro de Moscú debes visitar

Como ya sabes, el metro de Moscú tiene 200 estaciones y 40 de ellas han sido declaradas patrimonio cultural.

En vista de que son tantas, vamos a detallar solo algunas de las paradas más importantes que conviene hacer, para apreciar la cultura y el arte que hay en su interior, y conocer un poco más sobre la historia de Rusia.

4.1    Estación Komsomolskaya

Estación-Komsomolskaya

La estación Komsomolskaya forma parte de la línea Sokolnicheskaya o línea 1, y está adornada con 8 mosaicos, obra del artista ruso Pavel Korin, que representan la histórica batalla por la libertad e independencia de Rusia.

La decoración barroca de esta estación, con lujosas lámparas que cuelgan de los altos techos con grandes bóvedas, es simplemente sorprendente y crea un ambiente de realeza varios metros bajo tierra.

4.2    Estación Mayakovskaya

Estación-Mayakovskaya

La habíamos mencionado al hablar de la línea Zamoskvoretskaa o línea 2. Es la estación más famosa del Metro de Moscú, por el estilo art decó, obra del arquitecto Alexey Dushkin, y los 34 mosaicos del artista Alexander Deineka, que se muestran encajados en el techo cóncavo y que retratan “Un día en el cielo soviético”, inspirado en la visión futurista del poeta Vladimir Mayakovsky.

Esta estación fue el epicentro de la guerra, sirviendo como cuartel general y refugio contra bombardeos aéreos, cuando arribaba el ejército alemán a Moscú, en el año 1941.

4.3   Estación Ploshchad Revolyutsii

Estación-Ploshchad-Revolutsii

Ubicada en la línea Arbatsko-Pokrovskaya o línea 3, esta es una de las estaciones que no pueden faltar en un recorrido por el Metro de Moscú y, al igual que la estación Mayakosvskaya, esta también es obra del arquitecto Alexey Dushkin.

Cuenta con arcos de mármol por toda la estación y 76 esculturas de bronce, del artista ruso Matvey Manizer, que encarnan a los héroes de la Unión Soviética, incluyendo soldados, aviadores, agricultores, etc. Una de las esculturas más populares es la de un soldado con su perro, al que los moscovitas le acarician el hocico porque dicen que “da suerte”.

4.4    Estación Novoslobodskaya

Estación-Novoslobodskaya.

Nuevamente, nos encontramos en presencia de una extraordinaria obra de Alexey Dushkin, pero ahora en la línea Koltsevaya o línea 5. Se trata de la estación Novoslobodskaya, conocida por sus 32 vidrieras iluminadas desde el interior, que no pasan desapercibidas.

Se relacionan con la Iglesia Católica Romana y, en vista de que no formaban parte de la tradición rusa, las vidrieras fueron encargadas en Letonia y trabajadas con sumo cuidado por el artista ruso Pavel Korin.

4.5    Estación Púshkinskaya

Estación-Pushkinskaya

Esta estación se encuentra en la línea Tagansko-Krasnopresnenskaya  o línea 7, y debe su nombre al poeta ruso Alexandr S. Púshkin, y a la plaza del mismo nombre a la que da salida.

Cuenta con columnas revestidas con mármol blanco, coronadas con imágenes en relieve de palmas y rosetones. Las paredes de las vías del tren están revestidas con mármol blanco, y adornadas con bosquejos acuñados de latón, acompañados por líneas de las obras de Púshskin, mientras que el piso está hecho de granito gris, con incrustaciones de diabasa y diorita.

Un dato importante es que, en el año 2000, hubo un atentado y se detonó una bomba en el túnel de esta estación, lo cual dejó 13 muertos y 120 heridos. Dos años después, en el paso de la estación, se instaló la tabla memorial.

4.6    Estación Nagatinskaya

Estación-Nagatinskaya

La última estación de la que hablaremos es la estación Nagatinskaya, la cual se encuentra en la línea Serpukhovsko-Timiryazevskaya  o línea 9. Sus columnas están hechas de mármol koelga, mientras que las paredes están revestidas con mármol, en colores vistosos como el rojo y el negro. También, presenta paneles temáticos de la historia de Moscú, hechos por E. Zharenova y V. Vasiltsov, en los mismos colores, cuyas composiciones están dedicadas a la historia de la construcción de templos y del Kremlin.

Leyendas de fantasmas en el Metro de Moscú

metro-de-moscú-leyendas

En Rusia, las supersticiones y las leyendas son un clásico, y el Metro de Moscú también tiene las suyas, muchas de las cuales se relacionan con fantasmas que rondan el subterráneo.

Dos de ellas son las más famosas y se han colado, no solo entre los trabajadores del Metro, sino también entre los moscovitas y los turistas.

Según cuentan, los túneles del Metro son recorridos cada noche por un guardavía que adoraba tanto su trabajo, que no quería jubilarse. El hombre murió a los 82 años pero se dice que aún ronda las instalaciones del subterráneo, feliz de seguir en su lugar de trabajo.

La otra leyenda trata del maquinista negro, un hombre que conducía uno de los trenes del sistema Metro y que murió cuando el tren que conducía se salió de la vía, y el vagón principal se incendió. Ningún pasajero murió y solo el maquinista sufrió quemaduras. La dirección del Metro culpó al maquinista que ya había muerto y, desde entonces, se dice que aparece recorriendo los túneles oscuros, totalmente quemado y desconsolado.

Pues bien, después de este recorrido, ya sabes todo lo que necesitas saber acerca del Metro de Moscú que, más que un medio de transporte, es un verdadero Palacio Subterráneo, donde no faltan la historia, la cultura y el arte para descubrir y admirar.