Rusia, como cualquier otro país, posee una serie de leyes que deben ser cumplidas tanto por ciudadanos como por visitantes extranjeros. No por ser turista alguien puede librarse de ellas: definitivamente será sancionado si comete alguna falta que atente contra los códigos rusos. Por ello, explicamos algunas cosas ilegales en Moscú, una guía rápida que te servirá a la hora de viajar a la ciudad.

Si uno planea un viaje a Moscú lo mejor es conocer qué es lo que no se permite en la capital y, en general, en el resto de la Federación Rusa. Igualmente, si necesitas un contratar un guía turístico en Moscú para enterarte de primera mano sobre la cultura y costumbres rusas, siempre puedes apuntarte a alguno de nuestros tours.

1. Beber alcohol en lugares públicos

Rusia puede ser conocido como un país que registra un gran consumo de vodkapero en la última década se ha caracterizado por mantener control sobre la ingesta de alcohol en la vía pública. Así que beber en la calle es una de las primeras cosas ilegales en Moscú que debes evitar. En la ciudad es muy difícil encontrar publicidad que incite a hacerlo.

La estricta regulación en Rusia proviene del intento de reducir el consumo de alcohol en la nación desde 2011. Para entonces, la Organización Mundial de la Salud estableció que la esperanza de vida de los hombres rusos no sobrepasaba los 60 años. Y entre las principales causas de muerte estaba el abuso de alcohol. Las medidas tomadas por el gobierno ruso hicieron algún efecto, puesto que en 2019 la OMS determinó que el consumo de bebidas alcohólicas se redujo en un 43%.

Hoy solo es posible beber en los sitios con licencia, como bares, restaurantes y algunos eventos permitidos. Igual, siempre puedes ir al famoso Museo del Vodka o darte un paseo por la Destilería Cristall, pero si consumes vodka (o cualquier licor) en la vía publica ten por seguro que serás multado (las multas oscilan entre 8 y 21 euros). No hace falta aclarar que está terminantemente prohibido probar alcohol si eres menor de 18 años. 

2. Pasear indocumentado  

Si eres turista y estás en una excursión en Moscú no te olvides de tu documentación. Y por documentación nos referimos principalmente al pasaporte y a la visa, sin importar el tipo. Una cosa ilegal en Moscú es pasear en la ciudad indocumentado y más aún si provienes de otro país.

De hecho, la policía tiene el permiso de detener a los extranjeros para verificar su identidad y que todos sus papeles estén en orden. Así que, aunque solo vayas a salir a caminar o a tomar un café, siempre debes llevar contigo tus documentos al día.

3. Quedarse en Moscú con la visa vencida 

Esto tiene mucho que ver con el punto anterior. Si la visa está próxima a vencer, lo mejor es salir de territorio ruso, puesto que otra de las cosas ilegales en Moscú es permanecer en la ciudad con la visa expirada. Habitualmente, la visa turística permite quedarse un máximo de 30 días. También hay visas de una o dos entradas. Si cuentas con una visa de otro tipo, debes verificar su validez y duración.

En el caso de la visa electrónica, esta tiene una vigencia de 30 días pero solo se puede permanecer en ciertos lugares de la Federación Rusa por 8 días. Para saber más sobre la duración, los procedimientos y las noticias actualizadas sobre esto, puedes consultar nuestro artículo completo de la e-visa.

4. Expresión pública de la homosexualidad

En este caso, es incorrecto decir que literalmente los homosexuales están prohibidos en Rusia. Porque, desde 1993, la homosexualidad es legal en el país. Sin embargo, en la práctica este es un tema tabú.

Lo que es ilegal aquí son todas aquellas expresiones públicas que se refieran a las relaciones entre personas del mismo sexo, la transexualidad y, en general, todo aquello que vaya en contra de la normativa conservadora bajo la que se rige la nación, que ha estado muy influenciada por la Iglesia Ortodoxa. La verdad, este es un concepto ambiguo que ha sido ampliamente estudiado por asociaciones sobre los derechos humanos.

En 2013, se aprobó en el país la llamada Ley contra la propaganda homosexual, que básicamente condena toda difusión y expresión de “relaciones sexuales no tradicionales”, especialmente frente a niños y adolescentes. A ver, en la ley no se dice expresamente que alguien irá a la cárcel por ser gay, pero si puede ser detenido si lo promulga públicamente dentro del territorio ruso.

Se pueden enfrentar multas hasta de 1.000 euros por participar en marchas o demostrar en la calle que se es homosexual, ni hablar de portar la bandera arcoíris o iniciar discusiones que defiendan los derechos LGBT: estas son cosas ilegales en Moscú. Este tipo de prohibiciones han sido bastante criticadas en el ámbito internacional e, inclusive, por una multitud de artistas y deportistas de renombre.

5. Maltrato animal

El 19 de diciembre de 2018 fue aprobada en la Duma Estatal la Ley Federal “Sobre el trato responsable de los animales y sobre enmiendas a ciertos actos legislativos de la Federación de Rusia”, en la que se condena la crueldad hacia animales.

Actualmente, hacerle daño a un animal es otra de las cosas ilegales en Moscú y en cualquier ciudad de Rusia. Esto incluye el maltrato de animales en público, aunque estos no tengan dueño. Las multas pueden llegar hasta los 900 euros e incluso es posible obtener la pena de cárcel hasta por 3 años. Tan solo grabar un acto de violencia contra un animal está prohibido por la ley, que establece que se debe tratarlos como “criaturas capaces de experimentar emociones y sufrimiento físico”.

6. Proselitismo religioso y ciertos extremismos

Para finalizar, todos los actos públicos de los Testigos de Jehová están completamente prohibidos en Rusia desde 2017. Así que demostrar públicamente que se es parte de ellos se considera proselitismo religioso ilegal, así como todas las reuniones de testigos y sus materiales. Por otro lado, los símbolos y grupos extremistas no son tolerados.

Por ejemplo, desde 1995 está prohibido llevar el símbolo nazi en Rusia, pero curiosamente alguien puede librarse de la sanción si lo utiliza con fines no propagandísticos y con una actitud negativa hacia el mismo. Esto último fue decidido en 2019 por la Duma, porque en los aniversarios de la victoria de la Unión Soviética en la Segunda Guerra Mundial la gente suele hacer alusión a la Alemania nazi. Debido a ello se muestran carteles e imágenes que inevitablemente tienen el símbolo. Eso sí, los tatuajes de la esvástica no son bien vistos de ninguna forma.

Recuerda que si tienes planeado viajar a Moscú desde España u otro país de habla hispana, siempre puedes contactarnos. Nuestros guías certificados está preparados para ayudarte a recorrer la ciudad y aprender sobre ella y sus habitantes.