Los amantes de los animales, aficionados a la naturaleza y niños pueden visitar sin problemas los museos naturalistas de Moscú, donde encontrarán modernas y entretenidas exposiciones con todo tipo de criaturas salvajes y domésticas. Entre los mejores lugares para ver este tipo de exhibición en la capital rusa, se encuentra el famoso Museo Darwin. 

Museo Estatal de Darwin

Este sitio tiene la fama de haber sido el primer museo sobre la evolución de todo el mundo (de allí su nombre, en honor a Charles Darwin, principal exponente de la teoría evolucionista). Por lo tanto, no solo es posible encontrar presentaciones sobre animales en Moscú, sino también de la historia de la humanidad desde el punto de vista biológico. Sin embargo, las colecciones zoológicas que se hallan aquí son sumamente renombradas.

La fecha de creación del Museo Darwin fue 1907. Este fue fundado inicialmente por un naturalista ruso, Aleksandr Kots. Durante años, este se esforzó porque su museo fuese considerado una institución de mucho renombre en el área científica, y lo logró a través de decenas de profesionales y expertos a los que invitó a participar. Durante la Revolución Rusa, el lugar y sus posesiones sobrevivieron a las revueltas y revisiones gracias al consumado bolchevique Pável Shtérnberg, que abogó porque se le dejara seguir funcionando.

Desde 1995, el Museo Darwin se ubica en la calle Vavilova. Hoy en día se le considera un importante referente de la ciencia en Rusia. Grandes investigaciones de distintas zonas de la Federación Rusa y otras áreas del continente asiático pertenecen al museo.

De hecho, las expediciones de los 90 hacia destinos como Siberia occidental, Turkmenistán, Daguestán, Kazajstán, Pamir, Extremo Oriente y el Cáucaso ayudaron a reponer los fondos. Antes de que terminara el siglo XX, este era uno de los mayores museos naturalistas de Europa. 

Qué ver el Museo Estatal de Darwin

De acuerdo al mismo Museo Darwin, este realiza más de 60 exposiciones y recibe un aproximado de 600.000 personas al año, entre locales y extranjeros. Este es un buen destino si vas a viajar a Moscú con niños. A continuación, dejamos una lista de las actividades y los atractivos del lugar:

Disfruta de las exposiciones

Básicamente, las exposiciones del Museo Darwin giran en torno a la variedad de especies en el planeta, la historia de su evolución, la selección natural y la genética. Hay almacenadas por los menos 400.000 piezas en el lugar. Una de las exhibiciones permanentes más interesantes para adultos y niños es la de “La diversidad de la vida en la Tierra”, que cuenta con una gran representación a escala verdadera de todos los organismos vivos que existen en diferentes ecosistemas.

También es posible toparse con divertidas exposiciones interactivas y hasta realizadas en tiempo real. Estas últimas se organizan sobre todo con insectos (vivos) y son muy ilustrativas. Por otro lado, “Ve por el camino de la evolución”, es una de las dinámicas en la que los visitantes podrán viajar en el tiempo unos 3500 millones de años atrás en túneles multimedia especializados.

Igual puedes echarle un vistazo a la agenda y la oferta de presentaciones del Museo Darwin en su página oficial.

Programas infantiles

Es difícil que los niños se aburran en el museo, debido a que está lleno de curiosas criaturas (como dinosaurios) y, además, existen programas y salas dedicadas exclusivamente para ellos. Las exposiciones de luces y exhibiciones dinámicas con pantallas táctiles son ideales para entretener a los más pequeños. Lo único que se exige es que su representante se mantenga siempre presente, si el joven tiene menos de 14 años.

Así mismo, cada uno de los sitios diseñados para uso infantil está lleno de interactividad y juegos digitales, como la famosa atracción 3D “Regreso al pasado”, por ejemplo.

Shows y proyecciones

Las proyecciones y los show son constantes en el Museo Estatal Darwin. Verdaderos espectáculos en 3D o 5D en los que trasladan a los visitantes a arrecifes de coral e incluso al espacio, con tecnología moderna y segura. Nada con tiburones, camina entre dinosaurios y participa en el planetario digital: son experiencias nuevas y alucinantes.

Descubre a los dinosaurios

El proyecto del Paleoparque merece una mención especial entre los mejores atractivos del museo. No es recomendable traer a los niños muy pequeños a pasear por aquí, debido a que pueden pasar un mal susto con las réplicas de dinosaurios a tamaño real. La atracción está en el patio, acomodado como un verdadero paisaje del período triásico.

Aquí podrás toparte con los dinosaurios que alguna vez habitaron los territorios de Rusia. Además de otros curiosos animales prehistóricos. Es un buen espacio para tomar interesantes fotos junto a un “verdadero” mamut.

EcoMoscow

EcoMoscow es un centro de información que apuesta a lo eco-friendly y a la conservación ambiental. Igual busca concientizar a todos los visitantes sobre la importancia de cuidar al planeta. Aquí se realizan microconferencias para todas las edades, se facilita el uso de computadoras, se dictan clases de sericultura y en general se puede interactuar directamente con varios animalitos y aspectos de la naturaleza.

Cafés y comida

Después de un largo recorrido, no está mal pasar a comer algo en alguno de los cafés del Museo Estatal de Darwin. El principal está en el sótano y cuenta con un amplio menú de platos locales y comida rápida extranjera. Está completamente prohibido llevar dulces o comida al área de exposiciones, especialmente en aquellas salas donde hay insectos vivos. Nadie quiere accidentes o eventos innecesarios.

Horario

El museo funciona de martes a domingo, desde las 10:00 a.m. hasta las 18:00 p.m. Para comprar entradas y obtener más información, ingresa aquí.

Cómo llegar

Una de las formas más fáciles de llegar al Museo Darwin es en metro. Para ello, hay que bajarse en la estación Akademicheskaya, en la línea 6, identificada con naranja. En el vestíbulo de la misma hay un cartel con el nombre del museo. Al salir por aquí a la calle es necesario seguir en el lado izquierdo de la calle Dmitriy Ulyanov hacia Leninsky Prospect hasta la calle Vavilov. Son unos 15 minutos a pie.

Finalmente, recuerda que puedes visitar otros entretenidos museos de la capital rusa contactándonos o apuntándote a alguno de nuestros tours en Moscú. Estaremos contentos de mejorar tu experiencia en la ciudad.