En realidad, “carnaval ruso” es el nombre popular que se le da a la Maslenitsa, una fiesta eslava que dura una semana y que todavía se celebra en Rusia. Constituye una de las festividades más antiguas del país y esencialmente simboliza el fin del invierno, aunque desde el punto de vista cristiano se realiza para darle paso a la Gran Cuaresma.

Si piensas viajar a Moscú entre febrero y marzo, no está mal saber un poco sobre estas fechas y sus curiosas tradiciones. Por ello, lo explicamos a continuación.

Una fiesta pagana

Originalmente, la Maslenitsa es un festejo pagano propio de los antiguos eslavos. En sus inicios, el mismo coincidía con el equinoccio de primavera y por ello significaba el fin de la temporada invernal. Algunos historiadores indican que la fiesta proviene del culto al sol de tribus que existieron en la época precristiana de Oriente.

Son numerosas las versiones de los expertos que han analizado los objetivos de la celebración de la Maslenitsa en los años anteriores al cristianismo. Se afirma que estaba llena de complejos rituales que involucraban incluso a los fallecidos. El antropólogo Vladimir Propp explicaba que, durante los días festivos, los eslavos les llevaban comida a los muertos sepultados para que estos no afectaran la fertilidad del suelo.

En el siglo XVI, algunos viajeros que desembarcaron en Rusia comenzaron a documentar el desarrollo de la Maslenitsa. Sin embargo, esta ya se encontraba bajo la influencia de la iglesia cristiana. En principio, a los ortodoxos no les parecía correcto de ninguna forma celebrar una fiesta pagana, por lo que la modificaron y la asociaron con el consumo de lácteos y la preparación para la Cuaresma. El navegante Richard Chansler escribió que los rusos “no comían nada más que leche y mantequilla en la semana” (comer carne estaba prohibido). De hecho, “Semana de la mantequilla” es otro nombre que se le atribuye a este carnaval.

Tradiciones de la Maslenitsa

La Maslenitsa es equivalente al Carnaval occidental, por lo que todavía incluye algunos aspectos paganos. En Moscú se organiza con júbilo, entre desfiles y espectáculos, y se siguen una serie de entretenidas tradiciones que describimos abajo:

Cada día tiene un significado

Todos los días de la semana tienen un significado propio y por ello se realizan distintas actividades. Por ejemplo, el lunes se recibe a la muñeca de la Máslenitsa, que está hecha de paja y que representa al invierno. También se les llama “Espantapájaros de Maslenitsa” y son instalados en las principales plazas de la ciudad. Por otro lado, el martes comienzan los juegos y eventos coloridos en diferentes puntos de la urbe.

Los miércoles resultan los días predilectos para comer blinis (panqueques rusos) y estos son comercializados sin parar en puestos de comida o ferias. Según dictan las viejas costumbres, las suegras deberían hacer un almuerzo (o recepción) para sus yernos y demostrarles afecto.

El jueves se sigue celebrando de forma más alegre. En siglos anteriores, incluso se solían organizar peleas de puñetazos por diversión. El viernes, se supone que los yernos deben mostrar afecto y agradecimiento por sus suegras. El sábado sucede algo similar entre mujeres casadas y sus cuñadas: se prepara una cena y se invita a los familiares más allegados, para honrar a las hermanas del cónyuge.

Uno de los días más interesantes es el domingo, que se conoce como “El Día del Perdón”. Durante el mismo, todos deben pedir disculpas a sus seres queridos. Finalmente se quema públicamente la muñeca o el espantapájaros de paja para darle la bienvenida a la primavera. En ocasiones las personas también prenden fuego a cosas viejas e innecesarias para deshacerse de ellas.

Blinis a montón

Los blinis se han vuelto los protagonistas de la Maslenitsa. Estos son panqueques que se preparan con huevos, harina, leche y levadura. Se sirven solos o acompañados con compotas, frutas o crema. En realidad, forman parte habitual de la gastronomía rusa, pero durante el carnaval la gente aprovecha comerlos en cantidad. En plazas y parques incluso se organizan verdaderos concursos para evaluar quién hace los mejores blinis.

Colores y disfraces

Los disfraces utilizados por niños y adultos en la Maslenitsa suelen ser trajes folclóricos o sacados de los cuentos de hadas populares rusos. Resultan comunes los bufones con sus telas de lunares y sus trenzas, los tocados femeninos Kokoshnik con piedras artificiales, los trajes del sol, vestidos de Baba Yaga, atuendos pintorescos y mascaras relacionadas con la mitología eslava.

Las personas disfrazadas salen a la calle en verdaderos desfiles, donde se presentan actos, se oye música típica y la gente disfruta de la variedad de indumentarias y demás atracciones.

¿Cuándo y dónde se celebra la Maslenitsa en Moscú? 

La Maslenitsa se realiza una semana antes de la Cuaresma, usualmente entre febrero y marzo. En 2021 inicia desde el 8 hasta el 14 de marzo.

En distintas partes de Moscú se celebran fiestas públicas, sobre todo en los puntos más atractivos y culturales de la ciudad, como en la Plaza Roja, el parque VDNKh o el Museo-Finca “Kuskovo”, por ejemplo. Lo más importante es que no hay que pagar ninguna entrada para disfrutar del despliegue de color y entusiasmo.

Finalmente, recuerda que si quieres saber más sobre las festividades rusas o viajar a Moscú a conocer la ciudad, puedes contactarnos o apuntarte en cualquiera de nuestros tours. Estaremos felices de mejorar tu experiencia en la capital.