Viajar en invierno a Moscú es toda una experiencia si se tiene información sobre los lugares más entretenidos durante esta estación. Las últimas heladas en la ciudad (2019 y 2020) fueron consideradas suaves. Sin embargo, es necesario saber que el clima es cambiante, por lo que siempre deberás llevar la suficiente ropa abrigada para pasar la temporada en la capital rusa. Para asegurarte una buena visita, a continuación te explicamos qué hacer en Moscú en invierno.

Actividades de noviembre 

En noviembre ya hace frío en Moscú (la temperatura máxima suele ser de 0,9 °C), por lo que deberás viajar preparado. Además, se ven los primeros registros de nevada: pequeños copos que empiezan a caer sobre la urbe moscovita. Ya a finales de mes la nieve es más consistente.

 

Entre las actividades que se pueden realizar se encuentran:

Asiste a los teatros de Moscú

Habitualmente, en los teatros de Moscú se realizan pequeños festivales en noviembre (especialmente infantiles). Los escenarios de la capital siempre son una buena opción para disfrutar de una tarde o noche amena, mientra se explora la cultura, música y dramaturgia rusa.

 

Las obras de corte navideño suelen comenzar a notarse a finales de noviembre y principios de diciembre. Hay una oportunidad única de ver al mundialmente famoso ballet del Cascanueces interpretado por  el Ballet de Moscú, una de las compañías más renombradas de toda la Federación Rusa. Además, siempre se puede visitar el fabuloso Teatro Bolshoi.

 

Recorre la calle Arbat

La calle Arbat es una parada obligatoria en Moscú y en noviembre tiene un encanto extra causado por el frío y el paso gradual de la nieve. Aquí se puede ingresar en la Casa de Melnikov, admirar el Monumento a Alexander Pushkin, curiosear el Apartamento Memorial de Andrei Bely y explorar las distintas manifestaciones de arte folclórico y urbano de una variedad de artistas locales.

 

En la larga lista de actividades también se incluye el recorrido gastronómico y la compra de souvenirs típicos de Rusia. Además, por estas fechas ya se empiezan a decorar algunos locales con motivos invernales y luces de colores. La calle está ubicada en el centro de Moscú, en el distrito de Arbat, a 2 kilómetros del Kremlin.

Camina en el bulevar Tverskoy

Este es un bulevar histórico que data de 1796. Fue uno de los primeros en construirse en la ciudad. Es un sitio que alberga a un grupo de edificios antiguos y elegantes que son considerados patrimonio de la Federación Rusa. Además, allí está el longevo Roble Pushkin: un árbol que tiene por lo menos 200 años en pie.

 

En noviembre, en el bulevar Tverskoy se organizan diversas actividades culturales, como exposiciones fotográficas y encuentros de intelectuales. Siempre se puede disfrutar del ambiente artístico del sitio, así como de su belleza arquitectónica, y pasear hasta una de las calles más concurridas de Moscú: la calle Tverskaya.

 

Visita una banya rusa

La banya rusa es similar o equivalente a un spa. Esta constituye un lugar muy tradicional entre los moscovitas y, en general, el resto de los habitantes del país. Se trata de un sitio dedicado a la relajación y que incluye servicios de sauna, masajes y terapias tranquilizantes en general.

 

Cuando empieza a hacer frío, es ideal pasar a una banya para gozar de un ambiente cálido junto a otras personas. Así mismo, en Moscú hay banyas públicas y privadas. Algunas famosas son los baños de Sanduni en la calle Neglinnaya y los baños de Vorontsov en Varshavskoe.

Entra al Jardín del Hermitage

El Jardín del Hermitage es uno de los lugares al aire libre más populares en la capital de Rusia. Entrar en él es otra de las cosas para hacer en Moscú en invierno. En este parque, ubicado en la calle Karetny Ryad, no solo se pueden encontrar hermosas vistas y monumentos (como el busto de Víctor Hugo, donado por la ciudad de París) sino que es posible ingresar en los edificios adyacentes, tales como el Teatro del Hermitage y el Teatro de la Ópera de Novaya.

Ideas para divertirse en Moscú en diciembre

Habitualmente, Moscú ya está llena de nieve para diciembre. Es un momento único para explorar la ciudad, debido a que sus edificios y monumentos se ven completamente diferentes con una capa de escarcha blanca sobre sus techos, cúpulas y cornisas. Debes saber que, si hay mal tiempo, quizás algunas atracciones estén cerradas. Sin embargo, la afluencia de turistas no es alta y las largas colas interminables son menos frecuentes.

 

Igualmente, abajo dejamos algunas de las actividades que se pueden realizar al viajar a Moscú en diciembre:

Patina sobre hielo

Si hay algo que los turistas no pueden dejar de hacer es probar la experiencia de patinar sobre el hielo en el parque Gorky, la Plaza Roja (en una pista organizada por las Galerías GUM) o en el parque VDNKh. Usualmente, en Moscú se instalan más de 40 pistas públicas. No importa si no te has puesto un par de patines en la vida: siempre habrán instructores dispuestos a ayudar a los novatos. Lo necesario en este caso es divertirse.

 

Así mismo, ir de mañana es entretenido y fresco, pero patinar cuando cae el sol es alucinante, debido a los arreglos de luces que suelen tener las pistas de hielo. Es muy común que cerca de estas pistas hayan pequeños puestos de comida o café, por lo que es una buena idea ir a tomar algo caliente después de un rato.

 

Si no te animas a patinar, entonces puedes quedarte a ver los actos con patinadores profesionales que se hacen cada ciertos días, especialmente después que cae la tarde. Las pistas duran desde noviembre hasta finales de marzo y estas pueden tener una superficie de hasta 20.000 metros cuadrados.

 

Admira los espectáculos de luces nocturnas

En diciembre, Moscú se llena de hermosas luces que, de noche, hacen que la ciudad deslumbre a sus visitantes. En especial la Plaza Roja, el puente Krymsky, la calle Nikolskaya y la plaza Teatralnaya son buenos lugares para admirar el espectáculo nocturno.

 

En general, todo el centro moscovita se ilumina y se llena de transeúntes. No faltan los típicos cantantes y coros en la calle, además de los conocidos árboles de navidad, a tope de adornos. Es una buena época para tomar fotos de las maravillosas exhibiciones de todos colores.

Dirígete al parque Izmailovsky

En diciembre el parque Izmailovsky, en el distrito de Izmaylovo, es una gran opción para visitar. No solo por su decorado y su ambiente animado, sino por su pequeño apartado de atracciones, parques infantiles y ruedas de la fortuna con una bonita vista de la ciudad.

 

Para llegar al parque hay que tomar el metro de Moscú en la línea 3 (identificada con azul) hasta la estación Partizanskaya (antes llamada Izmailovsky Park). El complejo está en Alleya Bol’shogo Kruga, a 20 minutos a pie.

Disfruta de los mercados navideños

Primero, recuerda que los rusos no celebran la Navidad en diciembre. Por lo menos no los que son cristianos ortodoxos (más de la mitad del país), así que el 24 y 25 de diciembre son días laborales en Rusia. Esto se debe a que la Iglesia Ortodoxa sigue el calendario juliano en vez del gregoriano que se acostumbra en Occidente.

 

Sin embargo, lo anterior no es obstáculo para que, en el último mes del año, abunden los mercados navideños en Moscú. Los puedes encontrar en las plazas (plaza Pushinskaya o plaza Manezhnaya, por ejemplo) e incluso en el VDNKh. En ellos se comercializan desde comida, objetos y artesanías, hasta incluso ropa. Otra opción es revisar en el mercado de Izmailovo que por estas fechas está decorado y luce incluso más pintoresco que normalmente.

¿Es buen plan ir a Moscú en enero? 

En Moscú es feriado del 1 al 8 de enero, por la Navidad y Año Nuevo (aunque hay personas que celebran este último el 14 de enero). Durante estos días la ciudad se mantiene mucho más bulliciosa y se organizan diversos eventos en los sitios populares. Algunos museos y atracciones abren sus puertas de forma gratuita y las familias aprovechan para reunirse. Hace frío, claro: se puede llegar hasta los -20 °C, aunque el promedio mínimo es de -9 °C. No obstante, siempre que se salga bien abrigado, es un buen plan ir a la capital rusa.

 

A continuación dejamos algunas actividades a tomar en cuenta:

 

Pasa año nuevo en Moscú

El espectáculo de fuegos artificiales durante el Año Nuevo en Moscú es un impresionante despliegue de luces que nadie debería perderse. Es posible verlo desde casi todas partes en la ciudad. La gente se aglomera en las plazas, los hoteles y los puentes, para realizar el conteo y disfrutar de la llegada de otro enero. Algunos de los sitios elegidos para agruparse a mirar el acto son el parque Gorky, el Puente del Patriarca y la Plaza Roja.

 

Si estás en alguna terraza de un restaurant o en una fiesta, no olvides tomar champán: algo muy típico para recibir el año nuevo en Rusia con alegría. La botellas se abre a centenares cuando tocan las 12.

 

Conoce la Navidad ortodoxa

Como ya te habrás dado cuenta, la Navidad en Rusia se celebra después del Año Nuevo. La primera semana de enero hay festivales, ferias navideñas y diferentes eventos en Moscú. Puedes aprovechar para escuchar los divertidos y hermosos cuentos tradicionales rusos y probar deliciosos postres.

 

La Navidad en Moscú se celebra el 7 de enero, por lo que la Nochebuena es el 6 de ese mismo mes. Para entonces se realizan conciertos benéficos, obras de teatros y actividades para todas las edades. Por otro lado, los restaurantes tienen promociones y las tiendas están a rebosar de gente llena de espíritu navideño. Siempre puedes visitar las exhibiciones de árboles en Novy Arbat, ir a ver las distintas óperas especiales y, si no llevas niños, incluso ingresar a bares y discotecas que ya habrán armado sus propias fiestas.

Visita el parque Sokolnini

El parque Sokolnini es una de las mejores opciones para pasear en enero en la urbe moscovita Este terreno de 516 hectáreas data de la época zarista y ofrece, además de un buen ambiente y una increíble pista de patinaje de 5400 metros de largo, una serie de actividades que solo se pueden hacer en invierno en Moscú.

 

Por ejemplo, hay un verdadero parque de huskies en Sokolnini, donde se puede interactúar con estos perros entrenados (típicos de Siberia) y montar trineos arrastrados por ellos al mejor estilo de las películas invernales. Por otro lado, también se realizan talleres para aprender a esculpir con hielo, para aficionados. Así mismo, hay un interesante Jardín de los Astrónomos con modelos a escala de los planetas del sistema solar, concursos de pintura sobre nieve y diversos proyectos musicales.

 

Disfruta de la típica comida rusa

La comida rusa navideña es algo que no puedes perderte si vas a Moscú en invierno. La oportunidad de probar verdadero kutya (papilla con trigo, miel, semillas de amapolas, cerezas y nueces), bacalao al horno, gelatina de carne con rábano picante rallado, caviar, pasteles rellenos, cochinillo frito y pato asado no tiene comparación. Además, las galletas de jengibre y el dulce y especiado Vzvar le levantan el ánimo a cualquiera. Este tipo de platos puedes conseguirlos en los restaurantes dedicados a la gastronomía local.

Cosas qué hacer en Moscú en febrero

Febrero sigue siendo un mes frío en Moscú. El mínimo promedio se encuentra en -9,8 °C. Igualmente, la afluencia de turistas es poca, por lo que al viajar durante este mes se pueden aprovechar los precios bajos en las distintas atracciones turísticas. Todavía hay algo de nieve. Sin embargo, a finales de febrero y principios de marzo ocurre el deshielo y toda la bonita escarcha blanca de antes se convierte en charcos y lodo.

 

Entre las actividades de invierno en Moscú que puedes realizar se cuentan:

Entra al Museo de Arte Moderno de Moscú

El Museo de Arte Moderno de Moscú es un complejo que data del año 1999 y se ubica en la calle Petrovka. La colección privada de Zurab Tsereteli, presidente y director del edificio, se encuentra expuesta allí, además de obras de Arnaldo Pomodoro, Salvador Dalí, Joan Miró, Pablo Picasso y Fernand Léger y Niko Pirosmani.

 

A los amantes del arte les gustará saber que el museo organiza exposiciones temporales con temas bastante interesantes. Unas horas recorriendo las salas de exhibición bastan para empaparse del buen gusto y de la cultura rusa, puesto que también encontrarás la firma de Kazimir Malevich, Marc Chagall, Natalia Goncharova, Mikhail Larionov, Pavel Filonov, Wassily Kandinsky, Vladimir Tatlin y David Burliuk. Aquí se puede pasar una tarde provechosa a resguardo del frío.

 

Compra entradas para el hockey sobre hielo

Los amantes del deporte pueden asistir a partidos de hockey sobre hielo: una de las actividades más representativas de Moscú en invierno, aunque incluso se practica fuera de esta temporada. Lo ideal es ir a los partidos que se juegan en el CSKA (VTB Ice Palace), un recinto polideportivo que incluye tres estadios.

 

Rusia tiene a jugadores de clase mundial y con mucho talento en materia de hockey. Así que el orgullo nacional se traduce en asientos llenos y una multitud apasionada por defender a su equipo favorito. No es recomendable llevar a niños pequeños, debido a que el hockey es un deporte rudo y hay ocasiones en las que los fanáticos pueden tornarse un poco violentos. Para revisar fechas y comprar boletos, puedes ingresar a la página oficial de la Kontinental Hockey League.

Asiste a los desfiles del Día de los Defensores de la Patria

Al 23 de febrero a menudo también se le conoce como “Día de los Hombres” y se utiliza para conmemorar a aquellos que forman o formaron parte del ejercito o la armada de Rusia. Es un día de orgullo militar que se festeja con grandes desfiles, conferencias de veteranos y otros eventos que vale la pena observar. Las calles de Moscú se abarrotan de patriotismo y la bandera rusa ondea en todo su esplendor. Una de las actividades más comunes es la de hacer ofrendas florales a la Tumba del Soldado Desconocido.

El invierno en Moscú en marzo

El invierno en Moscú encuentra su final en marzo, que es un mes de transición hacia la primavera. Durante el mismo es más evidente el deshielo, aunque a veces el frío se extiende hasta abril. Por otro lado, todavía no se nota la afluencia de turistas que es visible a finales de la primavera y en verano. Por ello, se puede caminar por la ciudad tranquilamente sin prisas por hacer colas.

 

También puedes apuntarte a nuestro tour para pasear en barco por el río Moscova, para obtener una vista completamente diferente y única de una ciudad que poco a poco se despide de sus capas invernales hasta un año próximo. Igualmente, abajo te dejamos otras actividades a considerar:

Visita la catedral de Cristo Salvador

La catedral de Cristo Salvador es un lugar imperdible que visitar en cuando termina el invierno en Moscú. Su historia y su valor en la ciudad son únicos. Puedes asistir a las solemnes misas en ruso o solo entrar a admirar la belleza arquitectónica y la iconoclastia del sitio. La entrada es completamente gratuita y el templo tiene su propio servicio de guías.

 

Diviértete en los eventos por el Día de la Mujer

El Día de la Mujer se celebra en Rusia cada 8 de marzo. Es un día en el que hay promociones en tiendas, restaurantes, cines y teatros. Se organizan talleres y conferencias, además de exposiciones sobre mujeres importantes en la historia rusa. Estas ocurren solo una vez al año y son enriquecedoras.

 

También se regalan flores, se les muestra respeto a las mujeres que forman parte del ejército y se realizan muestras de música y arte. Es un agradable día en el que los moscovitas intentan que sus calles estén limpias y perfumadas para honrar a señoras y señoritas.

Recorre el centro histórico

La verdad es que se puede recorrer el centro histórico de Moscú en cualquier momento del año. De hecho, puedes apuntarte a nuestro tour para iniciar. No obstante, el clima de marzo y la poca cantidad de extranjeros es ideal para hacerlo cómodamente y sin mucha necesidad de hacer filas. Desde la calle Nikolskaya, pasando por los Jardines de Alejandro, hasta el Kremlin, el centro de la ciudad tiene muchos atractivos que ofrecer y que te tendrán ocupado por un día entero.

Da una vistazo al planetario

Finalmente, no hay que descartar una visita al planetario como parte del itinerario de marzo. La estación está pronta a cambiar y los eventos en el complejo son variados. En él podrás ver un increíble cielo estrellado bajo la cúpula. También tienen un servicio especial para parejas: una cita romántica en las instalaciones del Museo Urania. Este es un sitio divertido para amantes de la astronomía y aficionados que no hay que desestimar. La cantidad de fenómenos celestes en Rusia es muy particular.

 

Recuerda que, si quieres saber más sobre otras actividades que realizar en Moscú en invierno, no dudes en contactarnos o apuntarte a alguno de nuestros tours. Contamos con guías en español para hacer más sencilla tu experiencia.