La Navidad es una de las mejores épocas del año y en Moscú se recibe con entusiasmo. La festividad se celebra el 7 de enero en Rusia. Esto se debe a las diferencias existentes entre el calendario juliano y el gregoriano (14 días). Y es que hasta ahora la Iglesia Cristiana Ortodoxa sigue avalando el primero, lo que ha causado que el 25 de diciembre sea un día normal en el país. Eso sí, las personas pertenecientes a otras religiones tienen permitido celebrar sin problemas.

Así mismo, viajar a la capital rusa entre diciembre y enero es toda una experiencia, puesto que durante estos meses está sumida en un bonito invierno. Para que sepas más sobre estas fechas, te dejamos un recuento de lo que se hace en Navidad en Moscú.

Tradiciones rusas de Navidad

Las tradiciones navideñas de Rusia no distan mucho de las que se ven en otras partes del mundo. Pero, por supuesto, al final cada país tiene su propia forma de concebir y celebrar la Navidad. Aquí dejamos algunas costumbres e historias propias de los rusos:

El cuento de Ded Moroz

Ded Moroz es el Santa Claus de los rusos. Se volvió popular entre los niños y por ello decenas de hombres en las calles se disfrazan del personaje. La historia detrás del mismo es muy peculiar, puesto que se trata de nada más y nada menos que una deidad pagana cuyo nombre traducido literalmente es “Abuelo del frío” o “Abuelo del hielo”.

Se podría decir que es un primo de Papa Noel, especialmente porque, a pesar del parecido, la verdad es que tienen varias diferencias entre sí. En vez de vivir en el Polo Norte, Ded Moroz reside en Veliki Ustiug, una ciudad en la región de Vólogda. Además, el hombre es alto, fornido, barbudo y trae un bastón con el que congela a los niños traviesos.

Lleva consigo a su nieta Snegúrochka, que realmente no aparece en las leyendas o en el folclore ruso, sino que salió de una obra escrita por Alexander Ostrovski en el siglo XIX. Esta también tiene presencia en otros cuentos de hadas y cuenta con su propia atracción turística en Kostromá.

En sí, el anciano, vestido de azul o rojo, viaja junto a su ayudante en un carruaje tirado por caballos para dar regalos a los niños. Durante los desfiles de Navidad en la urbe moscovita, este es uno de los protagonistas más comunes.

Visitar parientes y amigos

Como se estila en otros lugares del planeta donde se celebra la Navidad, los moscovitas aprovechan de visitar a sus parientes para cenar o comer dulces típicos. También hacen presentes y conversan con allegados que no ven con frecuencia el resto del año. Las fiestas escandalosas no son muy propias de las familias, aunque si pueden encontrarse en los bares y discotecas del resto de Moscú.

Cena navideña rusa

La cena es otra tradición de la Navidad en Moscú. Entre los platillos que la componen se encuentran el Kutya, bacalao al horno, carne asada, jalea, cerdo relleno, pastel de salmón (coulibiac), vinagreta, caviar y el dulce y especiado Vzvar.

Estas comidas frecuentemente se preparan y comen en familia, aunque se pueden encontrar y pedir en distintos restaurantes locales de la capital rusa.

Misa de navidad

Aunque actualmente los jóvenes no suelen apresurarse a ir a la liturgia navideña, esta se sigue organizando en las iglesias de Moscú. A pesar de los servicios a lo largo del día, el de la víspera se hace a medianoche, siendo el principal el que ofrece el patriarca de la Iglesia Ortodoxa en la catedral de Cristo Salvador.

Si bien se reza en ruso, siempre es una buena experiencia asistir y ver a todos los fieles reunidos y orando en la impresionante estructura decorada para el evento.

Adivinación del futuro

Esta es una tradición bastante pagana, pero muy divertida. Especialmente para las mujeres jóvenes que desean saber sobre su vida amorosa. La práctica de la adivinación se realiza por estas fechas navideñas con hojas té, café y la lectura del tarot. Aún así, hay muchas formas en la que los rusos “leen” su fortuna. Esto proviene de costumbres antiguas en la que se creían que los espíritus revelaban secretos y porvenires en ciertos días invernales.

Actualmente se sigue realizando con menor frecuencia y como entretenimiento, en parte porque no es algo que le haga gracia a la Iglesia Ortodoxa.

Actividades para pasar la navidad en Moscú

Si vas a viajar a Moscú en diciembre y en enero, entonces asegúrate de disfrutar de la época navideña realizando alguna de las actividades que te dejamos en la siguiente lista:

Disfruta de las decoraciones de las calles

Desde diciembre, además de nieve, la calle en Moscú se llena de luces y decorados de brillantes colores. Es todo un espectáculo que vale la pena disfrutar y capturar en fotos. En especial, la calle Arbat, los puentes, la calle Nikolskaya, la Plaza Roja y en general todos los pasos peatonales. Los centros comerciales no ignoran esto, y también se engalanan con bolas rojas y verdes y una buena iluminación.

Alrededor de 300 árboles de Navidad son ubicados en estos lugares. Si te fijas bien, verás que no todos son iguales entre sí.

Mercados navideños

Una de las actividades que los moscovitas y turistas no dejan de realizar en la Navidad en Moscú son las compras. Ya sea con tiempo o de último minuto, los mercados navideños ofrecen un catálogo inmenso de ropa, juguetes, libros, souvenirs y demás objetos a distintos precios. De hecho, en 2019 el diario The Telegraph consideró a la capital rusa como una de las ciudades con los mejores “christmas markets”.

El GUM en la Plaza Roja, el Kremlin de Moscú, el mercado de Izmailovo, el parque VDNKh, Novy Arbat, la plaza Manezhnaya y la calle Tverskaya son algunos de los sitios en los que se pueden encontrar los mercadillos.

Recuerda que si quieres conocer de primera mano las mejores ofertas del mercado de Izmailovo, te puedes apuntar a nuestro tour, donde también descubrirás su kremlin.

Participa en las pistas de patinaje

El patinaje sobre el hielo es algo que no te debes perder, puesto que la experiencia resulta alucinante. Aún si no has pisado una pista jamás, habrán instructores dispuestos a enseñarte y que pases un gran rato.

Incluso antes de la Navidad en Moscú se instalan al menos 40 pistas públicas. Algunas de las más visitadas son las de la Plaza Roja (en la que se goza de una gran vista), la del Parque Gorki (con más de 18.000 metros cuadrados) y el parque VDNKh (una de las pistas más grandes sobre hielo sintético).

También es divertido asistir a las demostraciones y actos de patinadores profesionales, como las que ya se han hecho en el jardín público Novopushkinsky, donde en 2019 presentaron una versión de El Cascanueces sobre hielo.

Pasea en un barco en el río Moscova

Y, hablando de hielo, pasear por el congelado río Moscova es completamente plausible. Esto con ayuda de un barco rompehielo, que se encarga de abrir el paso a las embarcaciones turísticas. Algunas compañías de cruceros organizan cena y recorridos a la luz de la luna y los fuegos artificiales.

Si deseas obtener una hermosa vista de Moscú desde el río, no debes dejar de apuntarte a nuestro tour, donde podrás tomar las mejores fotos para postales.

Asiste a desfiles de navidad en Moscú

Entre las actividades gratuitas qué hacer en Navidad en Moscú, asistir a un desfile es de las más entretenidas. Estos son habituales y están cargados de alegría, música y buenas vibras. Especialmente los hallas en el centro moscovita. Es una buena oportunidad para llevar a los niños a que conozcan a Ded Moroz.

Ve al teatro

Por último, no hay que desaprovechar la ocasión de ver El Cascanueces en alguno de los teatros de Moscú, sobre todo en el Bolshoi. Otros cuentos de hadas son escenificados en la capital, pero nada como ver a las compañías de ballet al ritmo de Tchaikovsky.

Finalmente, puedes contactarnos para saber más acerca de las fiestas de Moscú o para inscribirte en alguno de nuestros paseos gratuitos.