No es secreto que Rusia alberga una amplia variedad de hermosas catedrales. Ejemplo de esto es la catedral de la Inmaculada Concepción de Moscú, también conocida como catedral de la Inmaculada Concepción de la Santa Virgen María. Curiosamente, en esta enorme estructura no se profesa la fe ortodoxa sino el catolicismo.

Constituye uno de los tres templos católicos que hay en la ciudad y el más grande de este tipo en la Federación Rusa, lo que la vuelve aún más interesante. Hoy te invitamos a conocer más sobre ella por si quieres viajar a Moscú y visitarla.

¿Qué ofrece la catedral de la Inmaculada Concepción de Moscú?

La catedral destaca por su estilo neogótico dentro de la capital rusa. Consiste en tres naves, hechas principalmente de ladrillo rojo. La fachada principal se inspiró en el diseño de la abadía de Westminster y la torre de la catedral de Milán, con la forma convencional de las iglesias católicas antiguas.

Igualmente, cuenta con un impresionante órgano de tubos que es todo un espectáculo para los turistas y para la comunidad moscovita católica y que fue donado por una catedral de Suiza entre 2002 y 2005, en sustitución de otro que databa de las remodelaciones de los años 90.

Es un centro espiritual que difiere de las tradicionales iglesias ortodoxas que tanto abundan en Moscú. Su interior está lleno de la típica iconoclastia cristiana y una gran iluminación.

Historia de la catedral 

A continuación dejamos un breve recuento de la historia de la catedral de la Inmaculada Concepción :

Construida en la época zarista

La historia de esta espléndida catedral construida en ladrillo rojo data del año 1894, en la época zarista de Rusia. Pero, no sería sino hasta 1901 que comenzarían los trabajos de la obra.

Tuvo costo aproximado de 290.000 rublos en oro (alrededor de unos 210 millones de dólares) que fue cubierto, en gran medida, por la comunidad polaca de Moscú. La construcción culminaría diez años después de su inicio, en 1911.

Ateísmo de Estado y post URSS

La alegría de los católicos por la consolidación de esta gran obra duraría poco, ya que, con la instauración de la Unión Soviética, la catedral de la Inmaculada Concepción fue clausurada en 1938 como parte de la política de Estado ateísta del gobierno comunista.

Tras el periodo de cierre, la catedral sufrió robos y hurtos: varios objetos se perdieron sin posibilidad de recuperación, incluyendo el altar mayor y el órgano principal. Y más tarde, durante la Segunda Guerra Mundial, la catedral fue utilizada como almacén y refugio e incluso llegó a ser amenazada con la posibilidad de una demolición.

Después de años de saqueos y olvido y luego de la caída de la Unión Soviética, en 1996 la obra tomaría su lugar nuevamente como iglesia católica y en 2002 fue elevada a la categoría de catedral. Tras un arduo, largo y costoso programa de reconstrucción y rehabilitación, la catedral fue consagrada de nuevo en 2005.

Horarios de la catedral de la Inmaculada Concepción de Moscú

La entrada a la catedral es gratis. Generalmente su hora de apertura es a partir de las 7:00 a.m. y cierra sus puertas alrededor de las 19:00 p.m. El horario varía ligeramente algunos días a la semana:

  • Domingo:

Inicia con la santa misa en polaco a las 8:30 a.m. y cierra con la santa misa en ruso a las 20:00 p.m.

  • Lunes:

Empieza con la santa misa en ruso (sin sermón) a las 7:15 a.m. y cierra con la misma en ruso a las 19:00 p.m.

  • Martes:

Inicia con la santa misa en ruso (sin sermón) a las 7:45 a.m. Entre las 19:45 y 20:45 p.m. cierra con la “adoración de los dones benditos”.

  • Miércoles:

Comienza con la santa misa en ruso (sin sermón) a las 7:45 a.m. A a las 18:00 p.m. la catedral cierra con el “Auxilio de los cristianos”.

  • Jueves:

Empieza con la santa misa en ruso (sin sermón) a las 7:45 a.m. y a las 19:00 p.m. culmina igualmente.

  • Viernes:

Da inicio la santa misa en ruso (sin sermón) a las 7:45 a.m. y cierra de la misma manera a las 19:00 p.m.

  • Sábado:

Abre sus puertas con la santa misa en ruso (sin sermón) a las 7:45  y cierra finalmente a las 18:00 p.m.

Esta catedral es tan universal para los católicos que, en el transcurso del día, se ofrece la santa misa en varios idiomas, como el portugués, polaco, español, armenio, inglés y latín. También hay servicios especiales para los católicos bizantinos.

Cómo llegar a la catedral de la Inmaculada Concepción

Se puede llegar fácilmente a la catedral de la Inmaculada Concepción tomando el metro de Moscú y bajándose en las estaciones de Krasnopresnenskaya, en la línea 5 (marcada en café), o en la Ulica 1905, en la línea 7 (identificada con púrpura). Al salir de esta última, solo hay que caminar hacia la calle Malaya Gruzinskaya (aproximadamente 1 kilómetro de distancia a pie).

Contactos 

En su portal web es posible encontrar el número directo y correo electrónico: +7 961 124-04-77 y konstshev@gmail.com respectivamente, para consultar eventos especiales, calendarios de actividades, entre otras inquietudes. Inclusive, uno de los principales obispos transmite los servicios a través de Instagram.