Pocas armas son tan famosas como la Avtomat Kalashnikova modelo 1947, que conocemos simplemente como Kaláshnikov o AK-47. En la cultura pop, es común verla en películas de acción o videojuegos que involucran guerras. Y es que este rifle fue creado dos años después de uno de los mayores conflictos bélicos de la historia contemporánea: la Segunda Guerra Mundial.

Quizás Mijaíl Timoféyevich no se imaginó lo célebre que se volvería su invento. Hoy en día es una de las armas más producidas a nivel global y un símbolo militar de Rusia. Por esta razón, dejamos la historia y algunas curiosidades de la emblemática Kaláshnikov a continuación.

El brillante Mijaíl Kaláshnikov y la creación de la AK-47

Mijaíl Timoféyevich Kaláshnikov apenas tenía 22 años cuando entró a pelear en la Gran Guerra Patria como militar de la Unión Soviética. Estuvo bajo el mando del renombrado comandante Gueorgui Zhúkov. Más que un combatiente ruso proveniente de Kurya, Mijaíl era un inventor de armas que ya tenía algo de experiencia diseñando para el Ejercito Rojo.

Para finales de 1941, resultó herido en batalla, así que lo enviaron al hospital. Retirado por algunos meses del frente de la guerra, Kaláshnikov comenzó a pensar en crear un arma efectiva, rápida, fácil de transportar y de accionar. Había oído anteriormente a sus compañeros soldados quejarse de las armas que portaban, debido a que se volvía difíciles de usar y algunas eran defectuosas. Estaba decidido a cambiar eso.

En 1942 Mijaíl tenía planos y diseños de su idea de un buen fusil. Se le permitió trabajar en el Instituto de Aviación de Moscú, en donde se dedicó a hacer varios prototipos. El de 1944 fue rechazado por la dirección de artillería rusa, pero el modelo experimental de la Kaláshnikov, la AK-46, fue un buen antecedente del diseño final. En 1947, Kaláshnikov presentó un fusil automático que lo convirtió en uno de los inventores de armas más brillantes de la URSS.

¿En qué se inspiró Kaláshnikov?

Algunos expertos opinan que Kaláshnikov se inspiró en un arma alemana para crear la suya propia. Esta sería la Sturmgewehr 44, que fue desarrollada y utilizada por el ejercito nazi en la Segunda Guerra Mundial.

La AK-47 fue diseñada inicialmente para tener un alcance entre 300 y 500 metros, aproximadamente, ya que esa era la distancia media en la que se producían los enfrentamientos relámpago en la Gran Guerra Patria, de acuerdo a la experiencia de Mijaíl. La cifra real de alcance efectivo es de 443 metros cuando el arma está en modo semiautomático y 302 metros cuando se encuentra en modo automático. El alcance máximo es de 1500 metros según el Manual para disparar el rifle de asalto Kaláshnikov AK de 7,62 mm (1967) de la Editorial Militar del Ministerio de Defensa de la URSS.

¿Por qué la Kaláshnikov (AK-47) se volvió tan famosa?

Por increíble que parezca, hasta un niño de 11 años puede ensamblar una AK-47. De hecho, se han realizado registros fotográficos polémicos de niños y pre-adolescentes cargando este fusil, habitualmente en guerrillas o bandas en Latinoamérica y África. Esto quiere decir que es muy sencillo de montar en cuestión de segundos. Aunado a esto, es un fusil de asalto con una alta fiabilidad, que no se encasquilla (atasca) de forma fácil.

Sin embargo, el punto esencial que define el éxito de la Kaláshnikov es que su costo de producción es bajo además de que constituye un “arma todoterreno”. Funciona en medio de la nieve, en el desierto, llena de barro, agua o arena. Tiene una resistencia impresionante que le permite accionarse incluso en las peores condiciones climáticas. Por estas razones se han fabricado a nivel global más de 100 millones de AK-47.

Datos curiosos de la AK-47 que pocos conocen

Al ser uno de los fusiles de asalto más populares mundialmente, la AK-47 no está exenta de curiosidades. Los siguientes son algunos datos interesantes sobre el arma:

El fusil oficial de la URSS

Entre 1949 y 1951, la AK-47 se volvió el arma oficial de la Rusia soviética que, durante toda la Guerra Fría, le proporcionó arsenal a sus aliados. Esta fue la causa por la que se registraron estos fusiles en conflictos como la Revolución húngara de 1956 o la Guerra de Vietnam. Esto provocó que Estados Unidos viese con desconfianza a la Kaláshnikov por un largo tiempo. La URSS se convirtió en el apoyo militar y armamentístico de los países que estaban en contra del capitalismo occidental y el fusil pasó a ser todo un emblema.

“50 productos que cambiaron el mundo”

En su edición de 2004, la revista Playboy indicó que la Kaláshnikov clasificaba en el 4to lugar de los “50 productos que cambiaron al mundo”: lista liderada por la Macintosh de Apple. Igualmente, en 2014 Bloomberg Businessweek aseguró que el arma entra en la denominación de “inventos que han cambiado al planeta”. Hoy en día la AK-47 figura en el Libro Guinness de los Récords como el arma más vendida y usada de la historia.

Los niños rusos aprenden a armar la Kaláshnikov

Aunque pueda resultar un poco polémico, en Rusia hay niños que han aprendido a armar y desarmar el fusil. Curiosamente, en la fecha aniversaria de la creación de la AK-47, en varias ciudades se realizan diversos eventos conmemorativos. Uno de ellos consiste en una competición infantil y adolescente en la que se premia al chico que pueda ensamblar la réplica de una Kaláshnikov con mayor rapidez. Cabe acotar que no se les permite disparar ningún arma real a los menores de edad.

La más reciente competición registrada por la prensa internacional se realizó el 1 de marzo de 2020, en la ciudad de Jabárovsk. Es común, también, que los niños se familiaricen con la estructura del arma que es todo un símbolo de su país. En 2019, para celebrar el cumpleaños número 100 de Mijaíl Kaláshnikov, en ciertos colegios de Moscú se enseñaron las nociones básicas e históricas sobre la AK-47 y en los parques de la capital se organizaron actividades que incluían clases para aprender a montar el fusil.

Los estadounidenses se la quitaban a los vietnamitas

En el transcurso de la Guerra de Vietnam, los estadounidense se dieron cuenta de lo efectivas y mortíferas que podían llegar a ser las AK-47. Aunque era considerada el arma de los enemigos, eso no impidió que los soldados norteamericanos les quitaran el fusil a los vietnamitas muertos o atrapados como prisioneros de guerra. Como es fácil de usar, pronto varias brigadas de militares de EE.UU sustituyeron sus propias armas por la Kaláshnikov.

Fue así que la AK-47 llegó a Estados Unidos, donde fue desarmada y estudiada a fondo. Actualmente existen empresas estadounidenses que se encargar de producir o importar el fusil, especialmente para uso deportivo y coleccionista.

Kaláshnikov como sinónimo de muerte

Se ha calculado que la AK-47 es la causante de un aproximado de 250.000 muertes anuales. Si se toma en cuenta que tiene menos de un siglo existiendo, no es exagerado afirmar que es una arma en extremo letal. La Red Internacional de Acción sobre Armas Pequeñas la ha denominado “La máquina de matar favorita del mundo” y el Consejo Mundial de la Paz ha advertido sobre los peligros que conlleva, abogando por el desarme y la prevención de otras miles de muertes futuras.

La mala fama de la AK-47

La Kaláshnikov ha sido objeto de mala fama puesto que es una de las armas favoritas de los guerrilleros, narcotraficantes y terroristas en África, Latinoamérica, Medio Oriente y algunas partes de Asia. Hombres pertenecientes a ISIS y Al-Qaeda fueron fotografiados o captados decenas de veces disparando el fusil. Esto ha causado que sea automáticamente asociado con actividades criminales, ilícitas y violentas luchas políticas.

La AK-47 está en escudos y banderas

Si nos fijamos, podemos distinguir sin mucha dificultad una AK-47 en la bandera de Mozambique. Este particular emblema es oficial desde mayo de 1983. La decisión del diseño se tomó para recordarle al país que el arma los ayudó a liberarse de la autoridad de Portugal, puesto que Mozambique fue una colonia portuguesa desde 1505 hasta 1975. Así mismo, aunque se ha tratado de cambiar la bandera desde 2005 por considerarla una incitación a la violencia armada, esta sigue igual hasta ahora.

El escudo oficial de Mozambique, desde 1990, también muestra con toda claridad una Kaláshnikov cruzada con una azada (herramienta que se usa en la agricultura) en una alusión a los símbolos comunistas. Por otro lado, en el escudo de Zimbabue se observa con menos detalle el mismo fusil y la azada sobre el lema: “Unidad, Libertad, Trabajo”.

Una Kaláshnikov en oro

Saddam Hussein fue un de dictador iraquí muy conocido en el siglo XX y a inicios del siglo XXI. Condenado por crímenes de lesa humanidad, fue enjuiciado y sentenciado a muerte en el año 2006. Tres años antes, Estados Unidos invadió Irak con la excusa de la supuesta existencia de armas masivas en ese país, que finalmente nunca fueron encontradas. En 2003, cuando Hussein aún seguía con vida, se incautaron objetos y pertenencias del político.

Entre las cosas más relevantes, se halló un fusil Kaláshnikov bañado completamente en oro: todo un lujo armamentístico y una señal de vanidad. En el presente el arma se mantiene bajo la custodia de Estados Unidos y está expuesta en una vitrina del edificio de la Agencia de Inteligencia de Defensa.

Es un arma común de grandes videojuegos

Hasta en los videojuegos podemos encontrar el fusil, que es el objeto elemental de series tan exitosas como los juegos Call of Duty, que cuentan con una media mensual de 40 millones de jugadores. De igual forma aparece en la serie Counter-Strike y Fallout.

Otra serie de videojuegos que contempla la AK-47 con toda naturalidad es Grand Theft Auto, que hasta 2020 ha vendido 130 millones de unidades. Este tipo de juegos preocupan generalmente a organizaciones dedicadas a abogar por la protección de la infancia, puesto que niños menores de 10 años se encuentran expuestos al consumo de violencia a nivel mundial y al uso simbólico de armas de asalto como la Kaláshnikov.

El vodka Kaláshnikov

En 1995 se empezó a destilar, en Rusia, un vodka que lleva el nombre de Kaláshnikov y que se encuentra envasado dentro de una botella con la forma del fusil: un producto verdaderamente original. Sin embargo, también es posible adquirir la bebida, que por cierto tiene un alto grado de alcohol (41%), en su presentación original de una elegante botella.

Los honores y el arrepentimiento de Mijaíl Kaláshnikov

Mijaíl Kaláshnikov llegó a ser condecorado con la Orden de Stalin de Primera Clase. Fue uno de los diseñadores de armas más famosos de la Unión Soviética y gozó de un amplio reconocimiento. En la década de los 70, recibió la Orden de la Estrella Roja, la Orden de la Bandera Roja del trabajo y la Orden Patriótica de la Guerra de primera clase. Se considera que su aporte a Rusia, en términos armamentísticos y militares, es francamente invaluable.

En 1994 recibió la Orden de Servicios Distinguidos a la Madre Patria y, en 2004, el mismo Vladímir Putin le concedió la Orden al Mérito Militar. El mayor honor llegó en 2009, cuando se le denominó Héroe de la Federación Rusa. Pero, a pesar de todo el reconocimiento y las distinciones, en los últimos días de su vida Kaláshnikov experimentó un fuerte sentimiento de culpa y arrepentimiento al creerse el causante de millones de muertes.

En 2013, antes de fallecer, el diseñador de armas le escribió al patriarca de Rusia (líder o cabeza de la Iglesia Ortodoxa) para plantear sus penas. En sus cartas asumía la responsabilidad de haber creado un arma letal, pero también establecía que nunca fue su culpa que el fusil fuese utilizado en todo el mundo con diferentes fines.

Una estatua en el centro de Moscú

Desde 2017, en el centro de Moscú se alza una estatua en honor a Mijaíl Kaláshnikov: representa a la figura del inventor de la AK-47 portando en las manos su propia creación. Mide 7 metros de altura y en el pedestal reza: “Creé un arma para defender a mi patria”, una frase dicha en repetidas ocasiones por Kaláshnikov.

El monumento es controversial para algunos moscovitas, que la consideran un apoyo a la violencia y el militarismo. Pero el gobierno ha dejado en claro que se trata de una conmemoración para un ruso que pasó a la historia con un aporte único en el área de la guerra.

Existe la Corporación Kaláshnikov

La Corporación Kalashnikov opera en Izhevsk, que queda ubicada aproximadamente a 1200 kilómetros de Moscú. Fue una de las primeras fábricas que manufacturó la AK-47 en masa y hoy es uno de los mayores productores de armas automáticas y de francotirador de la Federación Rusa. Así mismo, fabrica armamento especializado, artillería, drones, vehículos navales y terrestres, entre otros. Anteriormente esta se encontraba dividida en dos empresas, pero desde 2013 Izhmash e Izhevsk Mechanical Plant se fusionaron y adoptaron el nombre del arma más célebre del mundo.