Las golosinas no solo son comestibles deliciosos, sino que resultan buenos souvenirs, especialmente para los niños. En la capital de Rusia podemos encontrar cientos de marcas de caramelos y chocolates en quioscos y tiendas. Sin embargo, la siguiente lista enumera solo los dulces rusos (nacionales) que puedes comprar en Moscú, para llevar contigo una parte azucarada de la ciudad.

1. Chocolate Alyonka (Alenka) de la Unión Soviética

Este es quizás uno de los chocolates más populares de Rusia. Comenzó siendo elaborado en 1965, en la época de la Unión Soviética. Hoy en día, la marca se define a sí misma como “El símbolo de una infancia feliz”, debido a que esta tableta de cacao y leche forma parte de las antiguas memorias de millones de rusos.

Es fácil reconocer un chocolate Alyonka por su envoltorio: en él se puede apreciar a un bebé con los ojos muy abiertos, que luce un pañuelo de seda en la cabeza. Esta imagen es icónica, se trata de Elena Gerinas, la hija de 8 meses de Alexander Gerinas, quien ganó un concurso de fotografías anunciado en el diario Vechernyaya Moskva en la década de los 60.

El cremoso Alyonka era producido por la Fábrica Octubre Rojo y sus derechos hoy pertenecen a la empresa United Confectioners. No solo encontrarás chocolate con leche de la marca, sino bombones, bizcochos, galletas, obleas y mezclas con avellanas, almendras, granola y pasas.

2. Las barras Mishka Kosolapi

Octubre Rojo fue una de las mayores y más famosas fábricas de confitería en Moscú durante los años del comunismo, aunque se fundó en el siglo XIX. Esta cerró en 2007 y hoy pertenece a otra compañía. Entre los dulces que produjo están las barras Mishka Kosolapi, que básicamente son barras o barquillos con praliné y chocolate.

En su envoltorio muestran un par de osos que provienen de un cuadro del paisajista ruso Iván Shishkin. Este dulce también es muy popular en la urbe moscovita y puedes encontrarlo en tiendas de caramelos, chocolaterías o supermercados.

Dulces rusos: caramelos de leche condensada

3. Korovkas: caramelos con leche condensada 

Entre las golosinas rusas se encuentra una muy conocida, llamada Korovka: un delicioso caramelo semiblando hecho de leche condensada. Aunque lo tomemos como un dulce de Rusia, en realidad se cree que su origen es polaco. Sin embargo, dejando de lado el lugar de donde viene, este no deja de ser toda una delicia envuelta en un tierno papel con una vaca dibujada.

Actualmente no solo encontrarás caramelos de la marca KOROVKA, sino obleas, galletas, barras y bombones rellenos, donde la leche siempre es la protagonista.

4. Ledenets: lollipop ruso 

Los lollipop (chupetas, paletas de caramelo, chupetín, piruleta…) son caramelos insertados en un palito, conocidos mundialmente y consumidos esencialmente por los niños. En Rusia, estos se llaman Ledenets. Según los registros históricos, ya se conocía algo parecido en la Edad Media en el territorio ruso. Se trataba de caramelo moldeable.

Sin embargo, en el siglo XIX existía ya un Lendenets con forma de gallo que encantaba a los más pequeños de los hogares. Todavía pueden encontrarse en algunas tiendas, dentro de papel transparente. Estos se hacen a partir de una mezcla sencilla de agua, azúcar y miel, aunque algunos traen otros aditivos. Tanta es su fama que tienen su propio museo en Ryazan. Si vas a viajar a Moscú con niños, este es uno de los dulces rusos que probar.

 

5. Los rellenos de Marsianka

Los amantes del chocolate no deben dejar de degustar los rellenos de los dulces rusos llamados Marsianka. Este es un bombón que vale la pena probar por su variedad de sabores internos. Pertenecen a la marca Sladki Oréshek (“Sweet Oreshek”).

Tiramisú, coco, dulce de leche, cheesecake son los gustos más comunes de Marsianka. Usualmente se puede encontrar una almendra o una pasa en el centro del chocolate. Estos se hallan en las confiterías, dulcerías y en los supermercados.

6. Chips empaquetados

Los chips empaquetados también son bastante comunes. Estos no constituyen exactamente “dulces rusos”, pero si son snacks rápidos de comer y que no se dañan fácilmente si se guardan en bolsos. Una de las marcas más conocidas es Crispy Potatoes (Khrustyashchiy kartofel’).

Puedes encontrar papas crujientes con sabor a crema agria, tocineta, queso o solo con sal. Así mismo, algunas de las tiendas en Moscú que venden los mejores chips pertenecen a KDV Candyland. Esta marca también tiene otras alternativas, como palomitas de maíz de distintos sabores.

7. Barras de nueces y frutas

Estas barras también fueron famosas durante la URSS. Son fácilmente masticables y puedes llegar a comerte una docena sin darte cuenta. Las hay de frutas, nueces, gofres y hasta de soja. La marca ROT FRONT es famosa por sus Batónchiki que traen cacao. Es posible comprarlas de forma online o en las diferentes confiterías de Moscú.

Finalmente, si te preguntas a cuáles confiterías dirigirte, hay algunas tiendas Alenka en la calle Povarskaya, Pokrovsky Prospect, plaza Paveletskaya y en la plaza Komsomolskaya que se mantienen abiertas desde las 8:00 a.m. hasta las 22:00 p.m.