En una ciudad como Moscú, cada estructura y obra arquitectónica esconde una interesante historia detrás. Las fuentes no son la excepción: no faltan en las plazas y parques de la capital rusa.

Estas suelen funcionar regularmente desde mayo a octubre. Durante las nevadas, se mantienen reposando y aguardando un clima más cálido antes de volver a mostrar los espectaculares chorros de agua que tanto atraen a los turistas. Por si quieres viajar a la urbe moscovita, abajo te dejamos una lista de las mejores fuentes de Moscú y te explicamos por qué debes ir a verlas.

1. Fuente de la Amistad de los Pueblos en el VDNH

La emblemática Fuente de la Amistad de los Pueblos se encuentra ubicada en el parque VDNH de Moscú, que también conocemos como Centro Panruso de Exposiciones. Lo más resaltante de la estructura son sus 16 estatuas doradas, que personifican a varias naciones que formaron parte de la Unión Soviética. Cada una de ellas es una figura femenina vestida y adornada de acuerdo a la cultura de la república que representa. Los turistas suelen divertirse intentando adivinar qué mujer simboliza cuál país.

Esta obra fue construida entre 1951 y 1954, cuando ni siquiera había transcurrido una década desde el final de la Segunda Guerra Mundial. Se pretendía demostrar en Moscú que la URSS era un gigante fuerte y unido. Actualmente sirve como recordatorio de ese importante episodio histórico de Rusia y es perfecta para tomar hermosas fotografías. Por otro lado, ha pasado por varias restauraciones y reparaciones, siendo las más relevantes las de los años 2010 y 2018.

2. Fuente de la Flor de Piedra 

Curiosamente, esta fuente iba a contener a las 16 estatuas que ahora se encuentran en la Amistad de los Pueblos. Al final, la decisión fue crear una enorme obra de hormigón semejante a una flor, inspirada en un cuento folclórico de Pavel Bazhov. Los mosaicos de la misma estuvieron a cargo de la Academia de Artes de la URSS.

Los chorros de agua de la Fuente Flor de Piedra salen de sus ‘pétalos’ decorados con vidrio cobalto. Su diseño estuvo a cargo de Konstantin Topuridze y la construcción terminó en 1954. Fue la primera fuente luminosa y la vez musical de Moscú. Hoy es una muestra representativa de la arquitectura soviética y sus luces siguen siendo un enorme atractivo en las noches moscovitas, dentro del parque VDNH.

3. Fuente musical en Tsaritsino 

Uno de los grandes encantos de Tsaritsino es su fuente musical con al menos 800 chorros y 2.583 luces subacuáticas. Fue construida en 2006, en el mismo sitio donde había una laguna utilizada por Catalina La Grande, e inaugurada el año siguiente. De acuerdo a una encuesta realizada en 2018, fue considerada como la fuente más bellas de la capital por los habitantes de Orekhovo-Borisovo Yuzhnoye.

Esta es otra de las fuentes de Moscú que vale la pena ver, debido al gran espectáculo de agua y música que ofrece durante el día, y su iluminación impresionante en las noches. Funciona desde las 7:00 a.m hasta medianoche. Las luces se encienden a partir de las 20:00 p.m. Si quieres conocerla de primera mano, puedes apuntarte a nuestra visita guiada a las haciendas de zares Kolomenskoye y Tsaritsino.

4. Fuente Abducción de Europa

Esta fuente es un diseño de Olivier Strebelle y Yuri Platonov, y se encuentra en todo el centro de la Plaza Europa. Strebelle se inspiró en el mito griego del rapto de la princesa Europa por parte de Zeus. Se cree que es toda una obra maestra de la ingeniería moderna. Más de 3000 luces engalanan composición escultórica. De hecho, para cada chorro de la fuente hay 3 luces LED.

Desde 2002, el espectáculo de luz y agua hace que la plaza parezca casi mágica. Se pueden apreciar entonces los cuernos y la cabeza del toro, en la que se esconde una niña. La fuente no solo es un gran ejemplo de belleza sino de conceptualismo. Se mantiene encendida cuando cae el sol y está ubicada cerca de la estación de metro Kievskaya. Si realizas un viaje a Moscú, no dejes de visitarla.

5. Fuente “Adán y Eva”

Y, si hablamos de conceptualismo, no podemos olvidar a esta otra fuente de Moscú que ilustra la historia bíblica de Adán y Eva. La misma data de 2008, lo que la hace relativamente más reciente que las fuentes anteriores de esta lista. La hallamos cerca de la estación Novokuznetskaya (línea 2, identificada en verde), en la calle Pyatnitskaya.

La primera pareja del cristianismo bajo el árbol de la tentación es lo que se observa en la fuente. Es un buen lugar para tomar fotografías o simplemente sentarse a descansar. La copa del árbol es de bronce y en él se encuentra enrollado una serpiente. El diseño es de la escultora Maria Levinskaya.

6. Fuente del Teatro Bolshoi 

En la lista de las hermosas fuentes de Moscú no hay que dejar de lado a la del Teatro Bolshoi. Se encuentra frente a este y su diseño (de la mano de A.N. Burganov) combina muy bien con las columnas del afamado teatro. Esta fue construida con motivo del 850 aniversario de la fundación de la que hoy llamamos capital de Rusia.

De día, el agua forma un elegante velo en los tres cuencos de la fuente teatral, pero, de noche, los juegos de luces provocan la ilusión óptica de que los chorros bailan entre sí, como un ballet perfectamente orquestado. En el fondo queda el bello edificio del Bolshoi, lo que completa la impresionante escena.

7. Fuente “Swamp”

En 1948 a los rusos se les ocurrió la idea de fundir cañones y armas de los alemanes (derrotados en la Gran Guerra Patria) y con ellos crear una fuente en la Plaza Bolotnaya. En el presente la conocemos como Fuente “Swamp”. Esta tiene un sencillo diseño, pero de noche se convierte en un foco de iluminación.

Durante las celebraciones patrias en Moscú, la plaza se llena de pequeñas ferias y mercadillos, y en la noche se ilumina con los colores de la bandera rusa. Es de esas fuentes de Moscú que no se debe ignorar.

8. Complejo de fuentes “Música de gloria”

Finalmente, el 7 de mayo de 2005 se inauguró el complejo de fuentes “Música de gloria”. Esta hermosa obra, con un anfiteatro decorativo en el centro, es la conmemoración del 60 aniversario de la victoria de la Unión Soviética en la Segunda Guerra Mundial. El diseñador fue Yuri Platonov.

Está en la Plaza de la Gloria. De día, sus chorros alcanzan unos 8 metros de altura, pero de noche es todo una exhibición con 400 lámpara LED trabajando en conjunto. En las fechas festivas, las luces cambian a juegos de colores y la fuente trabaja a máxima velocidad. Por lo menos hay cuatro cambios diferentes.

Recuerda que si quieres visitar estas y otras fuentes en Moscú puedes apuntarte sin problema a alguno de nuestros tours o contactarnos. También contamos con guías privados en español.